May
22
2019

El error es el camino hacia el acierto

¿Cuántas veces dejamos en el intento algo que realmente deseamos por miedo a volver a fracasar? ¿En cuántas ocasiones hemos desistido en nuestro empeño de alcanzar un objetivo para centrarnos más en la caída que en el tropiezo? Y es que son muchas las situaciones en las que nos frustramos cuando lo que queremos no nos sale bien a la primera. Cuando eso ocurre, solemos centrar nuestra atención en que no lo hemos conseguido y no en el porqué, y es precisamente aquí donde realmente empieza nuestra equivocación. Pues uno no es sus errores, sino lo que hace con ellos.

Siempre se ha dicho que hay dos formas de ver las cosas. Dos puntos de vista que, dependiendo de nuestra elección de los mismos, condicionan las conclusiones de todo aquello que vivimos. En la mayoría de ocasiones tendemos a fijarnos en el resultado y no en lo que nos ha llevado a estar donde estamos. En el caso del error, podemos interpretarlo de dos formas: como fracaso o como lección. Entre los condicionantes que nos llevan al fracaso destaca en en gran medida el miedo. En este sentido, debemos tener en cuenta que el miedo suele ser el primer detonante que alimenta nuestra falta de actitud ya que vivimos condicionados por la duda que, disfrazada de inseguridad, nos hace quedarnos donde estamos por si el camino que elegimos no nos lleva a nuestro destino.

Otro de los hábitos que fomenta este desenlace es la falta de autocrítica. La incapacidad de analizar nuestro rendimiento de manera efectiva nos hace echar balones fuera, culpando a los factores externos de nuestra derrota. Nunca nos fijamos en nuestra falta de actitud y perspectiva frente a lo que nos hizo fallar. Y ahí está la clave.

Por el contrario, los condicionantes que nos llevan a aprender pueden cambiar por completo nuestra concepción del éxito. La aceptación sería el primer paso para hacer un buen uso de nuestro error. Debemos aceptar que no ha salido bien, buscar el motivo que nos lo ha impedido y hallar la forma de esquivarlo la próxima vez. Otro de los antídotos contra el efecto negativo del error es, sin duda alguna, la confianza en uno mismo. Tener una actitud positiva alimenta nuestra ilusión y nos permite dejar a un lado nuestros miedos.

Con todo, uno debe ser también consciente de sus límites; es decir, saber hasta dónde podemos ser los responsables de nuestro aprendizaje. Y es que en todos los ámbitos debemos tener en cuenta en qué momentos se debe actuar y en qué momentos es mejor bajar la guardia y ser paciente. En el ámbito deportivo, por ejemplo, los deportistas deben de estar en las mejores condiciones para conseguir un gran logro, y no solo en el plano físico, sino también a nivel mental. Es decir, si no nos sentimos preparados para volver a intentarlo hay que ser cauto y esperar el momento. Además, un cuerpo y una mente sin presión nos aportan una perspectiva más amplia para poder avanzar hacia nuestra meta. En cambio, tanto la tensión física como mental nos bloquea y nos anula, haciéndonos incapaces de tomar una decisión acorde a nuestras expectativas.

Errar significa aceptar. Ser conscientes de que puede que nuestras acciones no acaben en recompensa. Si somos capaces de asumir esa posibilidad no nos costará tanto volver a arrancar la próxima vez. Entre algunas de las reflexiones en forma de haikus, podríamos destacar una del escritor Ernest Hemingway que decía: “El primer borrador de todo siempre es una mierda.” Y quizás escribirlo sea necesario para aprender a que la próxima vez no lo sea. Quizás error no sea sinónimo de piedra en el camino, sino la enseñanza que nos ayude a quitar cada una de las que aparecen durante nuestro viaje. No olvides que eres tú quien camina, y que, como decía Antonio Machado: “Caminante, no hay camino, se hace camino al andar.”

 

Consigue Más de 100 Libros gratis

Suscríbete a nuestro newsletter por email y conseguirás Más de 100 Libros Gratis sobre Gestión de Proyectos, Innovación, Emprendimiento, Empresa, etc. directamente en tu correo


The following two tabs change content below.
Te Ayudo a Dirigir tus Proyectos al Éxito. Sólo puedes ir más rápido, juntos podemos ir más lejos ¿Conectamos?

1 Comentario+ Escribir Comentario

¿Te ha gustado? Pues sólo cuesta un Comentario. ¡Gracias por adelantado!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

No te pierdas nada de lo que publiquemos…

Comparte lo que te gusta…

¡Síguenos en Twitter!



¡Síguenos por email!

Recibe nuestro contenido exclusivo para suscriptores: Más de 100 Libros gratuitos, notificaciones de nuevo contenido, ventajas, etc.

Únete a otros 15.241 suscriptores

¡Síguenos por email!

Recibe nuestro contenido exclusivo para suscriptores: Más de 100 Libros gratuitos, notificaciones de nuevo contenido, ventajas, etc.

Únete a otros 15.241 suscriptores

¡Síguenos por email!

Recibe nuestro contenido exclusivo para suscriptores: Más de 100 Libros gratuitos, notificaciones de nuevo contenido, ventajas, etc.

Únete a otros 15.241 suscriptores

Leer entrada anterior
dragon
Daenerys Targaryen y el peligro de las profecías autocumplidas en el final de Juego de Tronos y en tus proyectos

El final de Juego de Tronos es un hecho. Y ese final no está gustando a todos. Parte de la...

Cerrar