Feb
4
2019

3 Cosas que tienes que Dejar de Hacer para mejorar tu Productividad, tu Efectividad

Sí, sólo 3 cosas, 3 pequeñas cosas que tienes que dejar de hacer ya, para mejorar tu productividad, para darle un patada y que se dispare por todo lo alto. ¡Vamos a por ellas!

tres

1
 
Deja de usar el móvil… de esta forma

El móvil es una ventaja decisiva para realizar nuestro trabajo, pero a la vez es un destructor de nuestra productividad. Se la come, la mata, la hace desaparecer.

¿Cómo?

Una notificación que te llega de un correo, de una aplicación de mensajería, de un retuit en Twitter, de un MeGusta en Facebook o de un like en Instagram. Te corta la atención, pierdes el foco y tienes que volver a empezar.

El foco en una tarea es muy importante, te ha costado centrarte en lo que vas a hacer, en lo que vas a trabajar y se pierde en 1 segundo, en un sólo segundo, ese segundo en que escuchas o ves una notificación.

¿Cómo dejar de hacerlo?

¿Quieres llevar tus Proyectos a otro nivel?

En tu mano tendrás 15 Lecciones sobre liderazgo, equipo, motivación, planificación, éxito,... extraídas de Juego de Tronos y explicadas de forma sencilla y práctica.
¿Las vas a dejar escapar? ¡Quiero ser el mejor! ¡Quiero ser la mejor!
¡Las quiero!

Es muy sencillo te digo lo que yo hago.

  • Usa un reloj de pulsera. Así dejarás de mirar las notificaciones del móvil y caer en la tentación. Y cuando digo un reloj no digo un smartwatch sino un reloj de pulsera de los de antes. A mi me gustan los de aguja porque me permiten calcular de un golpe de vista el tiempo que me queda o el tiempo que he consumido, pero para gustos los colores. Puedes tener uno digital, pero que no te muestre notificaciones ni nada que te distraiga.
  • Desactiva las notificaciones de todas las aplicaciones. Al contrario de lo que te puede parecer no te vas a perder nada por desconectar las notificaciones del móvil, bueno salvo que tu productividad ganará. Desactiva las notificaciones de Twitter, Facebook, Linkedin, Hotmail, Gmail, etc. todo puede esperar a que vayas a ver si algo llegó. No hay nada que sea tan importante como para que necesites revisarlo al momento.
  • Lápiz y papel. Algunas personas dicen de forma ingenua que el móvil no lo miran, pero tienen una tablet para tomar notar y que claro no pueden evitar conectarse a internet. ¡Deja de usarla ya! Si quieres usar algo tecnológico puedes usar una reMarkable como uso yo donde te permite tomar notas como lápiz y papel, pero disponibles en la nube para tu consulta y nada más! Pero si no quieres algo de ese tipo, una libreta y un bolígrafo basta. Tu productividad es demasiado preciosa como para dejarla escapar por las rendijas de una tablet.

2
Deja de hacer lo que te gusta y haz lo que tienes que hacer.


Seamos sinceros te encanta hacer las cosas sencillitas, las que son fáciles terminar, pues tienes que acabar con ellas:

  • Deja de leer esas noticias facilonas y lee esos artículos que guardaste en Pocket hace tiempo y que son tan largos que te da pereza leerlos.
  • Dedica unos minutos a dividir esa tarea que te parece tan compleja en tareas más sencillas que te puedan facilitar el hecho de hacerlas.
  • Usa ese tiempo de que dispones para hacer esa tarea que tienes tan atravesada que sólo sabes darle patadas hacia adelante.

Una vez que termines esas tareas a las que tanto “miedo” les tenías te sentirás eufórico y tendrás ganas de más, ganas de ser más efectivo.

3
.  
Deja de improvisar

.
En España somos fanáticos de la improvisación, nos encanta hablar de ella y de lo buenos que somos improvisando. Lo que no se cuenta es que cuando algo es bueno y parece improvisado, es que está muy trabajo y ensayado. Una cosa es repetir las cosas como un papagayo, repetir de memoria lo que leíste en un papel y otra cosa es improvisar.

La improvisación y la productividad no se llevan bien por lo que debes empezar a pensar tus pasos:

  • Planifica lo que vas a hacer al día siguiente. Dedica un tiempo a pensar que harás mañana. Esto no significa que tengas que tener un detalle exacto y que la planificación esté grabada en piedra, pero sólo sáltatela cuando sea una excepción. Si todo te hace saltartela o una de dos, o no lo hiciste bien o no son excepciones.
  • Mantén tu compromiso con tus tareas. Hay que hacerlas, basta de excusas y de dejarlo “paleugo”, hay que hacerlo y punto.
  • Aprovecha tus mejores momentos. Aprovecha tus momentos de mayor y menor energía para realizar las tareas que te exijan un mayor esfuerzo o uno menor. De nada sirve torturarte para hacer algo farragoso cuanto tienes la mente nublada después de mucho esfuerzo. Elige algo más sencillo y mecánico. Alternar te permitirá recuperar energía y volver a la carga.

Ahora todo está en tu mano.

¡Dispara tu productividad hasta todo lo alto!

 

Consigue Más de 100 Libros gratis

Suscríbete a nuestro newsletter por email y conseguirás Más de 100 Libros Gratis sobre Gestión de Proyectos, Innovación, Emprendimiento, Empresa, etc. directamente en tu correo


The following two tabs change content below.
Te Ayudo a Dirigir tus Proyectos al Éxito. Sólo puedes ir más rápido, juntos podemos ir más lejos ¿Conectamos?

¿Te ha gustado? Pues sólo cuesta un Comentario. ¡Gracias por adelantado!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

No te pierdas nada de lo que publiquemos…

Comparte lo que te gusta…

¡Síguenos en Twitter!



¡Síguenos por email!

Recibe nuestro contenido exclusivo para suscriptores: Más de 100 Libros gratuitos, notificaciones de nuevo contenido, ventajas, etc.

Únete a otros 15.147 suscriptores

¡Síguenos por email!

Recibe nuestro contenido exclusivo para suscriptores: Más de 100 Libros gratuitos, notificaciones de nuevo contenido, ventajas, etc.

Únete a otros 15.147 suscriptores

¡Síguenos por email!

Recibe nuestro contenido exclusivo para suscriptores: Más de 100 Libros gratuitos, notificaciones de nuevo contenido, ventajas, etc.

Únete a otros 15.147 suscriptores

Leer entrada anterior
responsabilidad
Video del Viernes: Responsabilidad individual en 3 minutos

El vídeo del viernes de hoy es sublime. Lo es por dos motivos sencillos. Primero porque toca un tema que...

Cerrar