Feb
23
2015

¿Cuál es más peligroso un Caracol o un Tiburón Blanco? ¡Tu empresa depende de ello!

No te rías, no es un chiste. La viabilidad de tu empresa depende de esta pregunta, ¿a cual de los dos debes temer más, al Caracol o al Tiburón Blanco?

tiburon
Imagen de Fallows C, Gallagher AJ, Hammerschlag N
 
Una elección que no parece tan dificil


Si a cualquiera de nosotros nos dieran a elegir donde preferiríamos bañarnos si en una piscina donde haya un tiburón o en una piscina donde hubiera un caracol, pues podemos decir que lo tendríamos claro: donde esté el caracol que los dientes del tiburón son muy grandes.

Casi ninguno tendríamos dudas de elegir el agua del caracol antes que la del tiburón salvo que tuviéramos pánico a los caracoles (incluso teniéndolo) pero ya sabes que pasa con las suposiciones.

Claro nuestra mirada sería cortoplacista sólo miraríamos nuestro interés inmediato pero ¿los resultados a un mayor plazo sería iguales?

Imagen de beeki
Imagen de beeki

 

Las cosas pueden no ser lo que parecen


Vamos pues a fijarnos en un dato a mayor plazo y más objetivo.

¿Cuántas personas mueren al año debido a caracoles y a tiburones?:

  • Muertes debidas a tiburones: 10 personas
  • Muertes debidas a caracoles: 10.000 personas

Pues sí, como acabas de ver los caracoles son mucho más peligrosos que los tiburones blancos, tanto más peligrosos en cuanto que el número de personas que fallecen por ellos es muchísimo mayor.

¿Quieres llevar tus Proyectos a otro nivel?

En tu mano tendrás 15 Lecciones sobre liderazgo, equipo, motivación, planificación, éxito,... extraídas de Juego de Tronos y explicadas de forma sencilla y práctica.
¿Las vas a dejar escapar? ¡Quiero ser el mejor! ¡Quiero ser la mejor!
¡Las quiero!

¿A que ya no te dan tanto miedo los dientes del tiburón y un picor te ha recorrido el cuerpo pensando que te tocara un caracol?

 

¿Qué ha pasado aquí? ¿Cómo puede ser esto?

La explicación es que aunque el tiburón blanco tiene unos dientes muy afilados que todo el mundo ve y que todo el mundo teme, el caracol tiene un gusano parásito que nadie ve y que pocos temen.

Este gusano parásito infecta todo agua que toca el caracol, agua donde se sumergen los humanos con la despreocupación de saber que no hay más que un simpático (y mortal) caracol merodeando.

La enfermedad que contagia el parásito se llama esquistosomiasis y puedes ver que hace al caracol más mortal que los hipopótamos y los leones.

Luego, si miramos en el plazo de 1 año, ¿a cuál hay que temer ahora?.

 

Los Caracoles y los Tiburones de tu Proyecto


En nuestros proyectos tenemos dos variables a las que temer: el precio y el coste.

No, no son lo mismo.

El precio es lo que te costará hacer el proyecto, el llave en mano, la cifra que cargarás sobre el presupuesto.

El coste, en cambio, depende del precio y de otro parámetro más: la calidad, o la falta de ella. Dependiendo de la calidad del proyecto el coste del mantenimiento será menor o mayor por lo que el coste para nuestra organización dependerá también de ello.

Mayor calidad más fácil el mantenimiento.

 

El Tiburón blanco de tu Empresa


Todos presionamos a nuestros proveedores (en algún momento seremos clientes de alguien) para obtener un precio menor porque nuestro tiburón blanco es el precio.

Sí, es el precio ¿y el caracol?

El caracol es la falta de calidad que esconde el parásito conocido como deuda técnica.

¡Qué contentos! nos sentimos cuando nuestro proyecto fue licitado por un precio muy bajo, con la oferta significativamente más barata que el resto de ofertantes: vencimos al tiburón y no nos damos cuenta que ese precio bajo conlleva unas limitaciones, un tipo de perfil, unas prisas que hacen muy grande la deuda técnica y que a medio plazo vamos a sentirlo en nuestras carnes:

  • Proyecto que se termina implantando tarde y mal
  • Periodo de garantía salpicado de contínuas correcciones para que funcione lo básico que se solicitaba.
  • Fallos postperiodo de garantía
  • El código fuente es ilegible, inmantenible, la documentación inexistente (la que aplique: backlog, historias de usuario, diseños funcionales, …)

Todo hace que cada vez que haya que hacer un nuevo proyecto el coste de mantenimiento se dispare y es que ya estamos sufriendo los efectos del parásito.

Bebimos las aguas tranquilas del bajo precio y nos infectamos de deuda técnica hasta la médula.


Pulsa aquí para tuitear la frase

¿Qué pasa?

Mi proyecto gastó poco presupuesto.

¿Cuesta mucho mantenerlo?

El mantenimiento pertenece a otra área.

Los proyectos de mejora los llevan desde otra parte de la organización.

Luego el causante no se ve afectado, está a salvo, a salvo para seguir infectando a otros.

 
Y tú, ¿que temes más a los caracoles o a los tiburones blancos?

¿A que ya dudas?

 

Consigue Más de 100 Libros gratis

Suscríbete a nuestro newsletter por email y conseguirás Más de 100 Libros Gratis sobre Gestión de Proyectos, Innovación, Emprendimiento, Empresa, etc. directamente en tu correo


The following two tabs change content below.
Te Ayudo a Dirigir tus Proyectos al Éxito. Sólo puedes ir más rápido, juntos podemos ir más lejos ¿Conectamos?

13 Comentarios+ Escribir Comentario

  • Cuando los proyectos son tan pequeños como el mío, pueden llegar a asustar hasta las aguas claras y cristalinas, sin tiburones ni caracoles…
    Es lo que tiene una empresa unipersonal… (¿a que parece más importante que autónomo a secas?)

    • Efectivamente #Bolboreta hay veces que podemos y debemos tener miedo de todos y no olvidarnos de ninguno.

      Aunque lo mismo al ser un proyecto tan pequeño tienen que tener ellos miedo del tuyo 🙂

  • Saludos excelente artículo soy emprendedor y fundador de una cooperativa en Venezuela de desarrollo de software a medida con soluciones opensource y te cuento que pasa mucho ese caso más cuando quieres conseguir el trabajo , pero realmente el caracol tiene consecuencias graves así debemos prestar más atención y sincerar nuestros costos.

    • Gracias Ernis por aportar tu experiencia personal. Es un caso real, no es ciencia ficción y lo vamos a encontrar normalmente sólo hay que estar atentos a ver esos caracolillos atacarnos desde la docilidad 🙂

  • Me has dejado sin palabras Julián.Había guardado el artículo en Pocket para leerlo más tarde ,me tenía intrigado la comparativa del Tiburón y del Caracol.Ahora que lo he leído yo me lanzo con el tiburón a la piscina (y eso que le tengo pánico al agua) pero se a lo que me expongo desde el primer momento. Al caracol a cuidarlo y cuanto más alejado del agua mejor.

    • Muchas gracias Santos 😉

      Al final es que las cosas no son lo que parecen y más vale asegurarse de la peligrosidad de algo antes de que acabe con nosotros.

      P.D.: Bueno… eso de tirarse a la piscina con un tiburón blanco, te veo muy valiente 🙂

  • Excelente post Julián 🙂 Antes de leer el articulo pensé que hablarías de velocidad y…¡sorpresa! Aparece el factor “deuda técnica”, un parásito que acaba con los recursos y la tesorería de muchas empresas. La deuda técnica asociada al Principio de Peter y las Leyes de Lehman es un combinado mortal.

    • Muchas gracias Joan. Es lo que suele pasar, por su tranquilidad, por su no molestar, como el presupuesto no es de nadie, acaban con la empresa sin que ni siquiera ellos sepan por qué.

      A huir de los caracoles!

  • Prefiero un riesgo conocido , porque de alguna manera no poco en peligro el “Alcance” de proyecto y me juego por el tiburón y no la incertidumbre que no pueda manejar con un Caracol.

    Cordial Saludo ,

    • La cuestión no es que podamos elegir Alejandro, si no que tenemos que tomar medida preventivas para que no nos infecte el caracol 🙂

      • No lo pensé como un potencial riesgo, para lo cual hubiera actuado proactivamente para identificarlo y capturarlo.

        Gracias julián !

  • Me ha gustado mucho tu articulo, muy bien enfocado y con más razón que un santo. ¡Mis felicitaciones! esos proyectos presupuestados a la baja son, como dice el refranero español, “pan para hoy y hambre para mañana”

    • Muchas gracias Pilar me alegro de que te haya gustado.
      Vamos a tener que publicar un artículo con lecciones sacadas del refranero español 🙂

¿Te ha gustado? Pues sólo cuesta un Comentario. ¡Gracias por adelantado!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

No te pierdas nada de lo que publiquemos…

Comparte lo que te gusta…

¡Síguenos en Twitter!



¡Síguenos por email!

Recibe nuestro contenido exclusivo para suscriptores: Más de 100 Libros gratuitos, notificaciones de nuevo contenido, ventajas, etc.

Únete a otros 15.149 suscriptores

¡Síguenos por email!

Recibe nuestro contenido exclusivo para suscriptores: Más de 100 Libros gratuitos, notificaciones de nuevo contenido, ventajas, etc.

Únete a otros 15.149 suscriptores

¡Síguenos por email!

Recibe nuestro contenido exclusivo para suscriptores: Más de 100 Libros gratuitos, notificaciones de nuevo contenido, ventajas, etc.

Únete a otros 15.149 suscriptores

Leer entrada anterior
einstein
Video del Viernes: Marketing by Steve Jobs

En el video del Viernes de hoy, vamos a ver una lección de marketing que no tiene precio. También vamos...

Cerrar