Jul
9
2014

Lo voy a arreglar con un martillo

En algunos momentos de nuestra vida aparecen situaciones complicadas y difíciles sobre las que debemos poner máxima atención y concentración para solucionarlas o al menos tenerlas controladas, si no queremos que nos contaminen al resto del ecosistema.

Lo voy a arreglar con un martillo
Lo voy a arreglar con un martillo

Existen varios caminos para afrontar estos retos que se nos presentan. En algunos casos no prestamos interés a las causas raíz del problema y nos orientamos a la solución. Por ejemplo, me duele la cabeza, podría llegar a decir que está a punto de explotarme y directamente me dirijo a la caja de ibuprofenos y con un vaso de agua intento solucionar el problema.

Nuestra experiencia y el conocimiento de nuestro cuerpo nos hace actuar de esta manera. Si dejamos pasar el tiempo, el dolor irá a más, ¡necesitamos una solución urgente!, aunque sea de forma puntual. No sabemos el origen exacto del problema, tomamos una solución y seguimos adelante.

También podemos buscar el camino contrario. Analizar la situación, identificar las causas, proponer alternativas y finalmente tomar una decisión que nos aclare el camino de forma duradera.

 

Lo voy a arreglar con un martillo


El origen del título de este artículo tiene que ver con una conversación con mi hijo de 5 años, aunque el fondo de estas frases y su interpretación puede ser aplicada en muchos momentos cuando queremos gestionar proyectos.
Así se inició la conversación: “La portería del jardín tiene un problema”. Claramente había mucho que analizar en esta frase de 7 palabras. ¿Desde cuándo las porterías tienen problemas?

Con mi mente de consultor en el mundo de las tecnologías de la información intenté enfrertarme al problema. ¿Qué había sucedido? ¿Qué le pasaba a la portería? ¿Cómo podría solucionar el “problema”?

Mis preguntas y mis conclusiones iban causando poco impacto en mi “cliente”. Sus respuestas eran frías, pero poco a poco identifiqué el “problema”, aunque claramente nunca encontré la causa raíz del problema, eso era lo que menos importancia tenía para el “cliente”.
Ni siquiera frases como “lo solucionaremos”, parecían tener una respuesta positiva en mi interlocutor. El futuro simple le parecía que expresaba una simple intención o una suposición.

¿Quieres llevar tus Proyectos a otro nivel?

En tu mano tendrás 15 Lecciones sobre liderazgo, equipo, motivación, planificación, éxito,... extraídas de Juego de Tronos y explicadas de forma sencilla y práctica.
¿Las vas a dejar escapar? ¡Quiero ser el mejor! ¡Quiero ser la mejor!
¡Las quiero!

Lo voy a arreglar con un martillo“. Esta frase contenía la respuesta correcta a las necesidades de mi cliente. La portería dejaría de tener problemas, pero sobre todo, la solución pasaba por la utilización de una herramienta.

Las herramientas son importantes, pero no la solución


Pulsa aquí para tuitear la frase

 

Conclusiones


En el mundo encontramos muchos más colores que el blanco y el negro, así que no podemos dencantarnos por soluciones urgentes frente a soluciones duraderas. Así que sin descartar ninguna de las dos aproximaciones a la solución del problema, simplemente puedo decir que valoro más a las personas y su interacción, que a los procesos y herramientas.

Para un niño de 5 años, el futuro no existe, solo existe el aquí y ahora. Pero como dice el Manifiesto por el Desarrollo Ágil de Software, a través de nuestra experiencia, aprendemos a valorar:

Individuos e interacciones sobre procesos y herramientas
Software funcionando sobre documentación extensiva
Colaboración con el cliente sobre negociación contractual
Respuesta ante el cambio sobre seguir un plan

 

Consigue Más de 100 Libros gratis

Suscríbete a nuestro newsletter por email y conseguirás Más de 100 Libros Gratis sobre Gestión de Proyectos, Innovación, Emprendimiento, Empresa, etc. directamente en tu correo


The following two tabs change content below.
Senior IT Consultant | Digital Transformation | Agile | PMO Manager | Blogger | SMC, PMP. Si quieres conocerme en más detalle consulta mi biografia

4 Comentarios+ Escribir Comentario

  • Muchas veces no se busca la causa – raíz, simplemente se busca una solución rápida que sea eficaz. La pregunta sería ¿cuan eficaz es la solución y cuanto costaría?

    • La causa raíz del problema de la portería fue un pelotazo, es algo que se volverá a repetir, así que importa muy poco la causa. En este caso, la respuesta que lanzas tiene rápida contestación: clavar la piqueta con un coste de tiempo y esfuerzo mínimo.
      Muy buena recomendación Jaime, gracias por tu aportación.

      Salu2

      Pablo

  • Eso pasa muy a menudo en la medicina. Ahora se dedican a “solucionar” el problema, sin buscar sus causas.

    • Algunas veces el problema lo generamos nosotros mismos (“los clientes”), que vamos al médico y si no salimos con “una bala de plata” de la consulta, el médico nos parece que no sabe hacer su trabajo.
      “Las herramientas son importantes, pero no la solución”.
      Muchas gracias por tus comentarios Norman

      Salu2
      Pablo

¿Te ha gustado? Pues sólo cuesta un Comentario. ¡Gracias por adelantado!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

No te pierdas nada de lo que publiquemos…

Comparte lo que te gusta…

¡Síguenos en Twitter!



¡Síguenos por email!

Recibe nuestro contenido exclusivo para suscriptores: Más de 100 Libros gratuitos, notificaciones de nuevo contenido, ventajas, etc.

Únete a otros 15.351 suscriptores

¡Síguenos por email!

Recibe nuestro contenido exclusivo para suscriptores: Más de 100 Libros gratuitos, notificaciones de nuevo contenido, ventajas, etc.

Únete a otros 15.351 suscriptores

¡Síguenos por email!

Recibe nuestro contenido exclusivo para suscriptores: Más de 100 Libros gratuitos, notificaciones de nuevo contenido, ventajas, etc.

Únete a otros 15.351 suscriptores

Leer entrada anterior
300
Trescientas mil y contando…

Hace 8 meses te contaba algunos datos de nuestro primer año de vida. Datos que me llenaban de orgullo por...

Cerrar